• Alvaro Posse

Apuntes sobre el sufrimiento

DUKKHA

¿Quién soy? ¿De dónde vengo? ¿Para dónde voy? Las tres preguntas anteriores han sido consideradas por muchos, como las más importantes de la historia de la humanidad porque plantean de manera derivada, el sentido de la existencia, algo que comúnmente se relaciona con el sufrimiento. Nuestro gran compositor cartagüeño, Hernán Rojas (1932-2001), interpretaba con su orquesta Los Warahuaco, una canción emblemática llamada El Pescador de Barú, que recoge varias de las creencias aceptadas por nuestra cultura en torno al sufrimiento y a la dependencia emocional de otra persona, entre otras. Así, interpretando el sentir de la sociedad, decía:

“Anoche no pude llegar a ti

Quise dar un grito pa desahogar

Entonces me puse fue a meditar

Que uno viene al mundo es pa sufrir

(…) Y me mataba el deseo

De estar contigo en el rancho

(…) porque sabes que te quiero

Y no puedo sufrir tanto.”


¿Y qué es sufrir? Si buscamos la definición de la Real Academia Española de la Lengua, encontramos varias acepciones, entre ellas: “Sentir físicamente un daño, un dolor, una enfermedad o un castigo / Sentir un daño moral / Recibir con resignación un daño moral o físico”.

Ahora bien, ¿sería posible no sufrir frente a un daño moral o de otra índole, un dolor, una enfermedad o un castigo? ¿Cuál es tu respuesta a esta pregunta?